Portada >  > Espectáculos > Ensemble Inégal
Comprar entradas
Gabriela Eibenová

Gabriela Eibenová

Adam Viktora

Adam Viktora

09 de agosto de 2018

Ensemble Inégal

Vivaldi a Bohèmia

Ensemble Inégal
Lenka Torgersen, violí
Violetta Szopa, violí
Ján Gréner, viola
Petr Hamouz, violoncel

Gabriela Eibenová, soprano
Adam Viktora, orgue i direcció

Vivaldi a Bohèmia
Antonio Vivaldi (1678-1741)
Salve Regina RV 616
Laudate Pueri R 601
In furore iustissimae irae RV 626

Johann Joseph Ignaz Brentner (1689-1742)
Concert per a corda Horae pomeridianae Op.4
Concert I en sol menor
Concert IV do menor

Gabriela Eibenová, soprano
Joven y dotada soprano, Gabriel Eibenová se graduó por el Conservatorio de Praga en 1993. Posteriormente fue alumna de Libuše Tomišková y Magdalena Hajóssyová en Praga y estudió con el Maestro Julie Kennard en la Royal Academy of Music de Londres. Su profesor y tenor James Griffett la introdujo en el mundo de la música antigua, recibiendo además clases maestras en la República Checa, Eslovaquia, Gran Bretaña, Alemania y Suecia. Gabriela está teniendo mucha actividad como cantante solista participando en muchos festivales, tanto en la República Checa cómo en otros festivales. Su especialización cómo intérprete de música antigua le ha hecho compartir escenarios con grandes Ensembles solistas y directores tales cómo J. Griffett, I. Partridge, E. Tubb, M. Zanetti, M. Kožená, P. Kooij, E. L. Banzo, S. Standage. Junto con Adam Viktora es fundadora de Ensemble Inègal. Además de su trabajo cómo intérprete de música antigua también ha ofrecido conciertos en el campo de la música contemporánea. Cómo soprano solista ha ofrecido conciertos con las orquestas Czech Philharmony, Südwest Baden-Baden, Südwestfunk Freiburg, Prague Chamber Orchestra etc, al mismo tiempo que ha participado en más de una quincena de grabaciones de radio y televisión en todo Europa, Israel y Japón.

Ensemble Inégal

Desde su fundación en 2000, el grupo vocal e instrumental Ensemble Inégal se ha especializado en la música que va desde el renacimiento hasta el romanticismo. El nombre Inégal, no solamente describe la variación en el número, la configuración de los intérpretes, sino que también describe la versatilidad en el estilo y un acercamiento no convencional cómo única interpretación posible de los repertorios. Los cantantes e instrumentistas de Inégal son seleccionados después de exigentes pruebas, siendo algunos de los mejores intérpretes Checos y extranjeros. Hoy en día Ensemble Inégal es una de las referencias en Europa, habiendo recibido el aplauso unánime tanto del público cómo de la crítica especializada europea y americana. Ha editado varios discos destacando entre ellos la Mass in D-major, op. 86 Lužanská de Antonín Dvořák (1841-1904) en 2001. En 2003 editaron el primer disco de música barroca sacra de un compositor checo Jan Josef Ignaz Brentner (1689-1742), uno de los compositores más exitosos en Europa central en su día, que sin embargo fue olvidado durante siglos. En 2005 editaron el oratorio Il Serpente di Bronzo de Jan Dismas Zelenka (1679-1745). Este magnífico compositor checo es una de las grandes personalidades de la música barroca europea. Entre otros excelentes galardones que recibió esta grabación está la del Diapason d’or de la prestigiosa revista francesa Diapason. Asimismo Ensemble Inégal intensifica su presencia en festivales checos y europeos, así cómo la grabación y edición de grandes maestros olvidados. En 2007 edita otro disco de J. D. Zelenka, con la Missa purificationis BVM, concebida cómo una misa solemne con gran instrumental, y la Litanie Lauretanae, Consolatrix afflictorum. Ensemble Inégal sigue con su labor de edición discográfica y participando en auditorios y festivales de toda Europa.

Adam Viktora
Adam Viktora está graduado por el Conservatorio de Pilsen la Academia de Música de Praga. Posteriormente siguió recibiendo formación y clases magistrales de maestros cómo Tagliavini, Erickssohn, Koimann and Haselböck. Cómo organista y director de coro y orquesta ha participado en numerosos festivales alrededor de todo el mundo. Ha ofrecido conferencias en congresos de órgano en Suecia y Croacia. Ha realizado numerosas grabaciones para la Radio y Televisión Checa. Parte de su interés se centra en la restauración y promoción de órganos históricos. Es conocido cómo uno de los más activos en el proyecto El órgano cómo patrimonio cultural europeo, siendo a su vez director del Festival Checo de Órgano. Desde 1998 es profesor de órgano en el Conservatorio de Pilsen y desde 2007 es profesor de música en el Conservatorio de Praga. Adam Viktora es el fundador y director de Ensemble Inégal, que desde su fundación en 2000 se ha convertido en un exitoso grupo instrumental y vocal, despertando el interés del público y la crítica especializada tanto en sus grabaciones cómo en su participación en importantes auditorios y festivales.

Notas
Aunque Praga no fue sede real en la primera mitad del siglo XVIII, en esa época del Barroco tardío palpitaba en la ciudad una vida musical viva y animada. La combinación de varios factores diferentes creó buenas condiciones para el desarrollo de un arte musical de gran calidad a pesar de la ausencia de mecenas de la familia real o cortesanos cuya corte fue un imán evidente para los artistas. Las instituciones religiosas tuvieron su papel importante en Praga y se encargaron de la música vocal religiosa, en particular, tres iglesias con producción de música de renombre. El templo archidiocesano de San Vito en el Castillo de Praga, la Iglesia de San Francisco Serafín de los Caballeros de la Cruz con una Orden de la Estrella Roja y finalmente la Iglesia de San Simón y San Judas en el Hospital y Convención de la Orden de Hermanos misericordiosos. El rico pasado musical de las dos primeras iglesias mencionadas aún nos recuerda sus valiosos archivos que esconden una serie de composiciones preservadas de manera única, que atestiguan la importancia del repertorio y el alto nivel de la vida musical local. Sin embargo, no debemos olvidar mencionar el Colegio de los Jesuitas en Klementinum, especialmente en relación con los oratorios para la Pasión en el Santo Sepulcro en la Iglesia del Santo Salvador, para la cual se escribieron varios oratorios.

Además de música religiosa, había nobleza cuya atención se centraba principalmente en la música profana. En el caso de los aristócratas, ayudaron a que el arte musical alcanzara un importante papel con las representaciones en teatros estatales y también por el hecho de que una serie de aristócratas checos tenían sus palacios en Praga, donde pasaban al menos parte de los meses de invierno. El cuidado por el desarrollo general de la cultura y el arte también fue percibido como una contribución personal de la nobleza para cambiar la ciudad en el espíritu del estilo de vida moderno, pero también para mostrar su entusiasmo por cuidar la capital del reino cuyo monarca estaba en Viena. Ensembles significativos se formaron en las cortes de los grandes amantes de la música, como el Conde Ludwig von Hartig (1685-1735) y el Conde Wenzel von Morzin (1675-1737). Gracias al conde Franz Anton Sporck (1662-1732) la ópera se instaló en Praga porque este importante mecenas regaló las instalaciones de su palacio a la ópera italiana stagione de Antonio Denzio y Antonio Bioni de Venecia. La Ópera de Praga se convirtió en una parada obligada importante e independiente entre los teatros de Dresde y Viena.

Los compositores Antonio Vivaldi (1678-1741) y Jan Josef Ignác Brentner (1689-1742) cuyas obras interpretará hoy Ensemble Inégal son, sin duda, muy buenos ejemplos de diferentes aspectos del mundo musical de Praga. Vivaldi estaba vinculado a Bohemia en varios niveles. El ya mencionado Conde Morzin lo empleó como su maestro di musica in Italia, por lo cual el renombrado compositor se comprometió a entregar composiciones instrumentales para su conjunto instrumental. También encontramos la dedicatoria al mecenas de Praga en la colección de Concerti grossi, op. 8, con el famoso Le Quattro Stagioni. Sin embargo, Vivaldi mantuvo contactos con otros nobles, así como con la compañía de ópera veneciana en Praga. En 1729 incluso participó en la representación de estreno de su ópera. Sin embargo, también dejó su huella en la música religiosa. En particular, sus pequeñas composiciones de motetes sacros o de partes de la misa fueron muy populares y se convirtieron en parte del repertorio de muchos organistas. Se enviaron composiciones específicas a Praga desde Italia pero también desde otros lugares. En Dresde, por ejemplo, Jan Dismas Zelenka (1679-1745) creó transcripciones para el ensemble de la corte local. Los materiales de música de Praga también son valiosos al demostrar no solo su presencia sino también la recepción de la música de Vivaldi en nuestro país porque muchas de las composiciones fueron adaptadas para satisfacer las necesidades locales. Un ejemplo de variación única del trabajo religioso de Antonio Vivaldi es el motete Laudate pueri, RV 600.

Por el contrario, Jan Josef Ignác Brentner es un ejemplo de músico local. Aunque vino de Dobřany cerca de Pilsen, pasó una parte importante de su vida creativa en Praga. Desafortunadamente, no tenemos información sobre su lugar exacto de trabajo, pero es casi seguro que él se dedicó a la música religiosa en alguna iglesia y también pudo cooperar con algunos de los ensembles que trabajaban en los círculos aristocráticos. Su trabajo tuvo que ser muy popular ya que publicó cuatro colecciones de sus composiciones. Consciente de la dificultad financiera de tal logro, es notable que Brentner se convirtiera en el compositor local más publicado de su tiempo. Sus obras se extendieron no solo a muchos países europeos, sino también a los misioneros jesuitas en las colonias españolas en América. Un ejemplo importante es la colección de conciertos de cámara Horae pomeridianae, op. 4. Es una de las pocas reliquias del repertorio instrumental, que se interpretó en los palacios barrocos de los aristócratas de Praga, y también se conserva de manera única en forma impresa. Las otras pocas reliquias que nos han llegado están siempre en manuscritos.

La virtuosística e impresionante música religiosa de Antonio Vivaldi, así como los innovadores y distintivos conciertos instrumentales de Brentner, fueron parte del colorido mosaico de la vida musical del Barroco de Praga. Incluso su actuación influyó en la formación del gusto del público de Praga, que solo unas pocas décadas más tarde aceptó con entusiasmo a uno de los compositores más importantes de todos los tiempos, Wolfgang Amadeus Mozart.
Lukáš M. Vytlačil

Programación

09/08/2018 22:30hPatio de armas del Castillo del Papa Luna

Precios: 12 €

Organiza

Colabora

culturarts generalitat valenciana

© Institut Valencià de Cultura

Plaça de l'Ajuntament, 17
46002 València

Música Antigua y Barroca de Peñíscola

Tel. +34 609 87 48 82
musica_ivc@gva.es

Nota legal

Contacto express





Acepto las condiciones y la
política de privacidad

Música Antigua y Barroca de Peñíscola

Anímate a la música barroca

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info